Pandorgo 2017

PANDORGO
Magdaleno León Turrillo
DULCINEA
Ana Belén Chacón Madrid
DAMAS
- Ana Isabel Ruiseco Ruiz
- María del Hierro Ayala
- María Isabel Calle Calle
- Isabel de los Reyes Mora
CURRICULUM

Magdaleno León Turrillo

 

      Nacido el 25 de septiembre de 1968 en el barrio del perchel de Ciudad Real, en el viví durante los primeros años de mi vida, para pasar mi infancia,  juventud y buena parte de mi vida en otro barrio castizo de la ciudad, el barrio de la Puerta de Santa María, para una vez adulto y ya casado volver al barrio que me vio nacer. Cursé estudios de E.G.B en el colegio Hermano Garate así como de formación profesional de primer grado obteniendo el título de ayudante técnico especializado en electrónica. Después de intentar cumplir mi sueño de ser universitario durante muchos años, e impidiéndomelo el trabajo y el ajetreo diario, es hace tres años cuando me decido a realizar la prueba de ingreso a la universidad para mayores de 45 años, resultando dicho examen aprobado, pero una vez más el trabajo y el quehacer diario me impiden de momento mi matriculación en el grado de Historia del arte, estudios que siempre he tenido como un sueño no cumplido. En el plano profesional he realizado  labores de asesoramiento a empresas sobre proyectos constructivos y de acabado en sus diversos locales y proyectos de obras, también he desarrollado la labor de asesor  técnico y comercial a particulares y empresas en proyectos de acabados y decoración en distintos espacios de una vivienda, en la actualidad desarrollo mi función comercial y de atención al cliente en una conocida empresa de la ciudad dedicada al suministro industrial de empresas de la provincia. Aficionado a la fotografía, poseedor de varios premios a nivel local y provincial, así como titulado en varios curso específicos relacionados con la fotografía a nivel amateur, tales como manejo de la luz, retrato, retrato de paisaje, Photoshop, etc.

 

      Felizmente Casado con Chelo, dos preciosos hijos José Carlos y Andrea.

 

      Comienzo en el mundo cofrade en el año 85 uniéndome a un grupo de jóvenes del colegio Hermano Garate de donde saldría la hermandad de la Misericordia. Tras permanecer en ella 4 años, mis inquietudes cofrades me hicieron recalar en hermandades que por aquella época, estaban trayendo aires nuevos y frescos. Así porte en sus primeros años al Señor de la Bondad y años mas tarde cuando el paso era mandado por Juan Carlos Naranjo (uno de los maestros de capataces de nuestra ciudad) tuve el inmenso honor de portar a la Madre Bendita del Consuelo.

 

     También, como no, fui costalero fundador de aquella cuadrilla que por primera vez paseo a costal por su barrio a la Dolorosa de Santiago, años más tarde y durante 2 concretamente tuve la suerte y el privilegio de mandar su palio. Orgullo y honor que en el año 2008 y 2009 volvía, a tener, de nuevo poder mirarla cara a cara durante sus dos salidas procesionales.

 

      Así mismo pertenecí a durante 4 años a la cuadrilla que por primera vez saco a la calle sobre costales al portentoso Misterio del Descendimiento. Durante 14 años he desempeñado el cargo de Capataz titular mandando el citado Paso de Misterio.

 

En este terreno también mande durante dos años el paso del crucificado del Consuelo de la cercana población de Bolaños de Calatrava y en cuya hermandad ostento el cargo de Hermano Mayor  Honorario.

 

      Además en mi ciudad natal  y concretamente en la Hermandad de la Dolorosa de Santiago he desempeñado el cargo de vocal y en la Hermandad del Descendimiento he hecho honor de los cargos de Hermano Mayor, Vice- Hermano Mayor, tesorero y vocal.

 

      En la actualidad tengo el honor y orgullo de portar sobre mi costal a la Santísima Virgen de la Soledad en los 3 últimos años; a la Virgen del Carmen los 4 últimos años; a Santa Teresa desde que se recuperó su procesión; a la patrona de la localidad de Aldea del Rey, la Santísima Virgen del Valle;  porté en andas la imagen de Santa Ángela de la Cruz que procesionó por las calles del barrio de Santiago con motivo de la bendición de la talla que se venera en la capilla de la Hermanas de la Cruz de la capital; portador del señor de la Caridad en su Vía-crucis extraordinario con motivo de su IV centenario.

 

      Soy hermano de la Ilustre Hermandad de Nuestra Señora La Santísima Virgen del Prado, de la de nuestra Señora de los Dolores de Santiago y de Madre de Dios del Rosario, así como de la hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo en su Prendimiento y María Santísima de la Salud y de la Penitencial Hermandad de Nuestro Padre Jesús de las Penas. También de la de Nuestro Padre Jesús Nazareno

 

      En el terreno de la disertación he de decir que hasta la fecha he pronunciado o participado en:

 

 - Presentador del primer pregón del Costalero.

 

 - Primera exaltación al Santísimo Cristo del Consuelo de Bolaños. En esta hermandad  ostentó el cargo de Hermano Mayor honorario.

 

 -1º y 2º Congreso de Capataces y costaleros de la ciudad de Sevilla.

 

 - Quinto pregón del Costalero.

 

 - Séptima exaltación a la saeta organizada por la hermandad del Cristo de la Piedad de

 

Miguelturra.

 

 - Ponente en mesa redonda durante el primer encuentro de juntas de gobierno en CiudadReal.

 

 - Congreso de hermandades  del Descendimiento organizado por la hermandad de la Quinta  Angustia de Sevilla.

 

 - Sexta exaltación a la hermandad del Sepulcro de Manzanares.

 

 - Presentador séptima Exaltación de la hermandad del Sepulcro de Manzanares. En esta  hermandad he de decir que fui nombrado hermano honorario.

 

 - Pregón Hermandad del Santísimo Cristo de la Caridad y María Santísima de la Estrella.

 

 - Presentador y disertador del cartel conmemorativo del xxv aniversario de la llegada de la Virgen de la Soledad a Manzanares.

 

- Pregón parroquial de las hermandades de Santiago.

 

 - Ponente en diversas tertulias organizadas por diferentes colectivos cofrades de la ciudad.

 

 - Presentador acto de exaltación hermandad de Nuestro Padre Jesús Caído

.

 - Presentador del acto organizado por la Banda Virgen del Prado- La Pasión certamen de bandas de cornetas y tambores Ciudad Real cofrade.

 

 - Presentador cartel oficial de la Semana Santa de Manzanares 2012.

 

 - Vivencias cofrades hermandad del Prendim - iento.

 

 - Presentador del Libro “Ahí quedo, Marcelino Abenza, una vida a golpe de llamador”

 

 - Moderador y tertuliano en la tertulias cofrades “El Sanedrín” en Ciudad Real.

 

 - Colaborador en boletines de diferentes hermandades aportando artículos de opinión, prosa y poesía.

 

- Administrador del blog “Costaleros del Arte en la ciudad del arte”, en el que se exaltan el trabajo, la fe, y los monumentos de nuestra ciudad.

 

 - Pronuncie el Magno Pregón de la Semana Santa de Ciudad Real del año 2017.

 

- Amante de todo lo relacionado con las tradiciones de nuestra región, las raíces de nuestra tierra y todo lo que en ese terreno atañe a nuestra Ciudad de Reyes.

SALUDO A PUEBLO

     Ilustrísima Señora Alcaldesa de esta hoy, capital de la devoción, el fervor y la más rancia y sentida tradición.

 

      Corporación Municipal, autoridades civiles y militares.

 

      Hermandad de Pandorgos, fiel guardiana de nuestras raíces.

 

    Hidalgas damas, nuestras mujeres, que durante todo el año nos acompañan en estos honrosos menesteres.

 

      Hermanos Pandorgos, que desde ese balcón privilegiado que es nuestro cielo, estaréis ya asomados a esa cancela que guarda por el Prado nuestro más preciado y anhelado joyero, mención especial a D. Luis campos Fernández, Pandorgo del año 2000, que nos dejó cuando el mes de febrero de este mismo año, empezaba a descontar días buscando ese aire suave que presagia la templanza de una nueva primavera.

 

Dulcineas, y damas.

 

      Amigos todos…

 

      Este año, a buen seguro, no habríais sentido ese recelo de poder lucir en vuestro cuello el pañuelo del Pandorgo de hogaño, ni hubierais hecho esa larga cola de la espera y el encuentro con las tradiciones que llevabais a gala: “ Pandorga, limoná y puñao, y si no es que en la Pandorga no has estao”…y no tendríais que haber hecho guardia desde bien temprano para, en las sillas del paseo de vuestro Prado, de azules Reina y Emperatriz engalanado, disfrutar y vibrar con los bailes que el corazón en vilo os ponía y de orgullo culipardo vuestro pecho henchía…este año, mis dos madres en primera persona y orgullosas lo hubieran paladeado, saboreado, sé que hoy a pesar de vuestra insoportable ausencia estáis las primeras en todo, mamá, querida hermana, hoy junto a Chelo, Andrea y José Carlos tenéis un sitio eternamente reservado.

 

      Y…Tú, Ciudad de Reyes, bendecida por la Reina de mis sentires y Guardiana de mis quereres, ven... acércate despacito, arrebuja mis sentidos… déjame que te tome de la cintura para dar un paseo por la orilla de tus susurros, sujeto al festón de tus rogativas y prendido al delicado encaje de tus tradiciones… y permíteme que dibuje sobre la caricia de cada calle, de cada plazuela la historia de un niño que se hizo grande entre pañuelos de yerbas, capirotes altos y un Prado donde habita el mayor de los milagros.

 

       Prometo que no te entretendré mucho…

 

       Sé, que hoy para ti, es uno de esos días en los que iras cosiéndole al atardecer sombras y ecos donde los suspiros pedirán perderse entre revuelos de faldas bordadas, bailes que aroman de nostalgias nuestras almas y coloretes que hermosean a nuestras manchegas damas; sé que estas sacándole brillo a los zaguanes de las casapuertas para que las voces que hablan por ti contagien de vida, tradición y pandorga a propios y a extraños; sé que está reluciente ese castillo de fervores ancestrales donde las ilusiones, los arrebatos por ponernos frente al azul de sus luceros, se maquillan con esperas y nervios;… pero yo, cada 31 de julio te necesito, así ha sido siempre, y así será eternamente, para relatar brevemente, en dos cuartillas escritas en mi corazón, que hoy rebrinca como el de un adolescente, y rememorar la nobleza, las raíces de los tuyos, de tus gentes.

 

      Así que, acércate, no te escondas que te necesito cerca de mí, como te he soñado siempre...

 

     Se trata de uno de esos requiebros, convertidos con el tiempo en piropo al que tú le distes la vida -un mes de julio-, y que nació a tu amparo con el don de quererte y de llevarte entre sonrisillas, bailes, danzas, ofrendas y convidás por todos los confines del mundo y de nuestro cervantino latifundio manchego.

 

     Se trata de uno de esos delirios por nuestras cosas que doremifasolean por tus calles y que bajo los acordes de sus circunstancias te cantan coplas, seguidillas, nanas de manchegas maneras para que te quedes dormida entre sus brazos soñando con aromas de azúcar revuelta entre limones y vino de nuestra tierra…

 

      Se trata de una orgullosa y honorable tradición que en la trinchera de sus latidos cuenta piropos, algún desaire y amistades perdidas y recuperadas… pero a la que le faltan dedos para recontar premios, tus arrumacos y por ella tus desvelos. 

 

      Ya percibes de quien te hablo, ¿no?... Pero Ciudad Real de mis entretelas, de mis amores, donde se guardan mis mayores fervores, léeme con calma los labios, y sigue siendo quien día a día me enamore.

 

      Estos premios de los que te hablo viven alojados en el respeto, en el cariño y en la admiración que tantos y tantos ciudadrealeños, manchegos de nacimiento, por amor, por tradición y por convencimiento le tenemos a alguien que se apellida Real, por nombre reconocido y merecido Noble y Leal Ciudad y tiene a la pandorga y a sus gentes como embajadoras de la verdad de su nobleza e intachable lealtad.

 

      Mercedes que se quedaron a vivir unos cuantos años en el altillo de las nostalgias y que una ventolera de algo más de unos cuantos de años hizo que recobrarán vida en las gargantas no solo de hombres escogidos, sino en la batalla que cada día miles de culipardos tienen en sus propias casas y que no entenderían cómo sentir el mes de julio sin los cantes y los bailes, sin limoná y sin pañuelos de una fiesta tradicional, seguidillas en el Prado y toros de fuego con petardos envenenados.

 

      Ciudad Real… sabes que te quiero. Qué eres mi refugio y mi paraíso. Mi pasión y mi locura. Mi acierto y mi desvelo… Pero si te quiero como te quiero y te necesito como te necesito es por culpa suya, ya que yo mismo he sido un aturdido labriego que cada tarde ha surcado las entrañas de tus calles en busca de un mar de faldas, de mandiles y faltriqueras que bailan y se mueven al compás, de bandurrias, guitarras y sonoras y alegres castañuelas.

 

      Yo mismo me he creído que era un revolucionario al pregonar al viento vivas de amor con una venda en los ojos por ti.

 

      Yo mismo me pierdo en ti y en ti vuelvo a encontrarme cuando el sol se aleja de tu mirada y el embrujo que de ella emana se despide canturreando coplas cocinadas al calor del caldero de nuestros bailes , de nuestros cantes, que pellizcan nuestros adentros y nos ponen en vilo el alma añorando los tiempos de nuestros mayores.

 

      Ciudad de nuestros desvelos, yo soy de ti, y ellos, ellos para que decir, y somos, nos sentimos presos de tus raigambres, … Así que, al igual que nuestros, por ti afanes, cuídanos en nuestros empeños. Quiérenos igual que te queremos. Enamóranos, como nosotros de ti vivimos enamorados. 

 

       Déjanos que te cantemos, que te digamos, que te zarandeemos a nuestra manera...

 

     Niéganos el premio de tus labios cuando nos equivoquemos... pero arrópanos el alma cuando te desarmemos por dentro; sabes que cuando eso pasa, tú misma pintas sobre las paredes de tus amaneceres el cosquilleo de su nombre tintado del azul de su mirada. 

 

      Así que, haz que poco a poco se nos olvide ese manojo de llaves que un día silenció el llano de nuestras coplas, y musítanos cerquita, al oído, que nuestro legado es eterno… Al igual que tu luz, tus sombras, y tu mes de julio, mes de tu pandorga…fiesta que ensalza la tradición, como recita la canción escrita por Javier Segovia.

 

¡Viva nuestra eterna pandorga!

 

¡Viva nuestra Real Ciudad!

 

¡Viva nuestra Patrona!

 

¡¡Viva la Virgen del Prado.!!

OFRENDA A LA VIRGEN

      Hoy que al boato escoltamos ante Tu, de gracia llena, soberana estampa, y tus hechuras brillan más que el sol reflejándose en tu manchega hermosura… hoy que el piropo y las ofrendas se arrebatan en los labios de tus hijos, confiados y devotos creyentes, me vas a permitir que desabroche mi corazón y te recuerde quien soy yo.

 

      Yo soy esa simple mirada que se pierde entre miserias e impotencias, que mastica tu nombre sobre el vano húmedo de la incertidumbre, el que sólo viene a arrodillarse ante tu presencia cuando la soga de la vida aprieta, ahoga y apenas me deja respirar mis impaciencias y turbaciones.

 

      Yo soy un olvido de esta tierra, una huella perdida en sus atardeceres de vides, olivos y estrellas, un lebrillo de mentiras y moratones que hilvana sonrisas de palabras y persigue sueños de barro en sus oraciones.

 

      Yo soy, señora, una verdad a medias, el eco de un vuelo rasante, una voz sin altavoz por ser fiel a la única verdad que conoce: la de una conciencia tranquila.

 

      Yo soy el que camina por el alambre de la vida, entre sonetos de amor a mi mujer, a mis retoños, a mis amigos, a mi familia y al abrigo de canciones de otros mientras los recuerdos juegan en la orilla de mis nostalgias heridas.

 

      Yo soy un grito que grita Tu grandeza por los callejones de tu historia, por los pasillos de las honduras, por los balcones de los refugios perdidos.

 

      Yo soy el tiempo confuso y encerrado en un reloj de arena, el destello de un espejo cóncavo envuelto en espinas, el reflejo de una nana donde la luna todas las noches sombrea las azoteas que   Tu dominas, que tu vigilas.

 

      Yo soy un mapa de costuras sin aliento, un camino de piedras amarillas, una guirnalda de azahar que tararea marchas a destiempo cuando el azul de tu mirada no puedo, ni se aguantar.

 

       Yo soy la radiografía de un silbido, la queja amarga por lo perdido, el que espera en una esquina a que el destino desarbole en dos mis abatidos brazos caídos.

 

        Yo soy un océano de vientos en calma, un monte de cruces de promesas, un barco varado en la cicatriz de los miedos que solo buscan tu cara como remedio.

 

        Yo soy una poesía sin rima, una rima yerma de pulso, un pulso asonantado que bebe de los que juegan con las palabras bajo la tinta de tus latidos, al compás de tus labios. 

 

      Yo soy una bandera blanca, ajada y derrotada, que cada noche te busca en el silencio de los parpados cansados para que no me eches en el olvido, para que no me pongas falta.

 

      Yo soy el que necesita de Ti, y pone a su familia a tus plantas en los susurros de mis más íntimos rezos, pero a veces tengo la sensación de que Tú, Tú no te das cuenta de eso.

 

       Soy el que necesita de Ti, pero me siento uno más en la cola de los rezos...

 

     Somos una familia que necesita de Ti, pero a sabiendas de que Tú también necesitas de nosotros; así que, dejemos el rencor arrinconado en algún que otro zaguán carcomido por los siglos y abramos los cerrojos de las vergüenzas...

 

     Porque si yo soy la sombra, tú eres la luz que despierta a mis sabanas sudando sueños matizados de desvelos…

 

      Si yo soy la mirada, tú eres la pupila azul en la que clavo mi torpe aliento de poeta junta letras…

 

    Si yo soy tu vela, tú eres la llama que me atraviesa de arriba abajo los pespuntes de mis naufragios en esta tierra de labriegos que hoy vienen y se postran ante Ti con sus sudores, con sus fatigas, con sus duquelas hilvanadas en ofrendas.      

   

     Y todo lo que soy, todo lo que he sido y todo lo que me queda por ser es por culpa de tu presencia, que mi vida, nuestra vida, llena, es por tu bienaventurada y siempre en nuestra casa viva y real presencia y es por la esperanza de que tu aliento sea siempre nuestra eterna salvaguarda.  

 

 

Yo soy tu Verdad mundana

 

amoratada de huesos,

 

soy la pulpa de los besos

 

y el eco de tu campana.

 

Soy la lumbre que desgrana

 

la pasión de este pandorgo

 

aliviando mis calvarios

 

cuando arrodillo el asombro

 

buscando entre mis escombros

 

Tú presencia Madre

 

En tu cobijo del Prado.

 

 

¡Viva la madre de todos los culipardos!

 

¡Viva la Madre de Dios!

 

¡Viva nuestra morena del prado!