Pandorgo 1995

PANDORGO
Ricardo Peral Olmo
DULCINEA
Mª Martín Consuegra García M.
DAMAS
- Fátima de la Flor Casas
- Mª Pilar Fernández Bastante
- Susana Romero Redondo
- Noelia Margotón Patón
CURRICULUM

       Nacido en Puertollano el 26 de Mayo de 1965, lleva desde el año 1980 en Ciudad Real, es el Pandorgo mas joven.
       Empleado de la Caja Castilla La Mancha, casado con Mª Prado Moya Rubio, es padre de dos hijos; estudió derecho a nivel de Diplomatura, gran aficionado al fútbol y sobre todo a la caza.
       Es un hombre popular y querido en Ciudad Real. Participó como peñista en todos los actos de nuestra ciudad, gran carnavalero y hoy es el actual Presidente de la Hermandad de Pandorgos de Ciudad Real.

SALUDO A PUEBLO

          Nace de éste pueblo, tradición, folklore, costumbre... hace por siempre hermandad.
        Y no puede sujetar su corazón quien por días encarna la fiesta de su gente, porque de ellos es sin duda el mandato de representar a ésta muy noble y muy leal ante el gozo de sus horas grandes.
        Desde tanto orgullo y con honda humildad, el Pandogo 1995 quiere demostrar su más profundo afecto y consideración a el pueblo de Ciudad Real, por aquello que hace fama de los bien nacidos, la perseverancia en las tradiciones, el deber a su tierra y amor a los suyos.
        Dejar pasar el reconocimiento de nuestra gente buena no les haría justicia.
        Por aquellos que han hermanado a mi pueblo a través de los valores morales mas importantes del ser humano, que nuestra Sra. del Prado conceda para ellos la dicha y la felicidad que en mi alma gozo en éste momento.
        ¡Viva Ciudad Real!
        ¡Viva la Pandorga!

OFRENDA A LA VIRGEN

      Señora del Prado: Patrona y Madre nuestra.
        Un año más Ciudad Real se pone a tus pies en ésta tarde del 31 de Julio, y me ha correspondido a mi como Pandorgo, el honor de representar a mis paisanos para dirigirte éstas palabras emocionales que salen del fondo del corazón.
        Son muchas las emociones y los sentimientos que se agolpan en mi garganta, muchas las cosas que quería decirte, celestial Señora, pero pienso que lo importante es la sencillez y la sinceridad.
        Tu que eres madre, sabes de esperanzas, de amores, de anhelos, y eso es lo que quiere hoy ofrecerte el Pandorgo; las ilusiones de todo un pueblo, su amor por Tí.
        Pero también recordar sus preocupaciones y dolores, las necesidades que, como la falta de agua, son gracias que de Tu dulce mano pedimos.
        Esta es la humilde ofrenda que hoy pongo en Tu altar:
        Los corazones de los míos en la confianza de que Tu sabrás derramar sobre ellos Tu dulzura y cariño.
        Señora del Prado:
        Ampáranos bajo Tu manto como los has venido haciendo durante siglos.
        Intercede ante Tu Divino Hijo por éste pueblo que, rendido de amor, se postra ante tus pies y a través de su Pandorgo, ha querido mostrarte su veneración un año más.
        Haz que todos nos sintamos orgullosos de ser tus hijos y guía nuestros pasos por el camino de la verdad y la vida.
        ¡Viva la Virgen del Prado!