Se encuentra usted aquí

Inicio » RELACIÓN DE PANDORGOS

AÑO: 2000
PANDORGO
Luís Campos Fernández
DULCINEA
Mª Lorena Regajo Gallego
DAMAS

 

 Raquel López Hidalgo

 Yolanda Martins Andujar

 Julia Mª Hernán López

 Nuria Lozano Pozo

CURRICULUM
        Nació un 30 de Octubre de 1951, en la calle Montesa de la capital, casado con María Dolores de Cáceres Ruiz, natural de Don Benito (Badajoz), tiene una hija, María del Prado, que cursa tercero de periodismo y audiovisuales.
        Cursó estudios en el colegio Pérez Molina, “La Cantina”, para pasar a preparar su ingresó al Instituto en el Colegio Carlos Eraña. Cursó Bachillerato Superior en el Instituto Juan de Ávila. De ahí pasó a la Universidad Laboral de Córdoba, donde inició Económicas, sacando el FPI  en los Hermanos Garate.
        Trabaja, desde hace 27 años, en el Ministerio de Defensa, actualmente como Jefe Administrativo de la OAPO, dentro del BHELA-I de Almagro (Ciudad Real).
        Entre sus aficiones está el teatro, cine y fútbol, habiendo sido actor en grupos aficionados como Juman Club, grupo de Cámara y Ensayo y Ferroviario. Es entrenador de fútbol con carnet nivel II (hasta tercera división inclusive). Llevó la dirección técnica del único equipo de fútbol sala que hubo en Ciudad Real en la máxima categoría, La Revoltosa y Cervezas Calatrava, habiendo sido seleccionador regional.
        Miembro fundador del Caserío Vigón de balonmano, hoy BM Ciudad Real; socio fundador del equipo de fútbol Atlético Ciudad Real y directivo fundador de la Federación Ciudadrealeña de fútbol sala.
        A los 16 años se inició en el periodismo, dando sus primeros pasos en La Voz Sindical, pasando por Radio Popular, Antena 3, Diario Regional Lanza y actualmente El Día. Llevó la producción de programas televisivos de Canal Ciudad Real por espacio de más de diez años, pudiendo decir que ha sido el primero en retransmitir partidos de fútbol, baloncesto, balonmano, procesiones de semana santa, carnavales, ferias de Ciudad Real y barrios.
        Actor de un corto sobre los Caballeros de Calatrava La Nueva, cuyo director fué Rafael Romero. Es uno de los hermanos pioneros de la Hermandad de la Flagelación de Ciudad Real y hermano de la Virgen del Prado.
        Le gustan las fiestas y tradiciones manchegas de las cuales ha ido haciendo alarde por toda España en sus retrasmisiones deportivas.
        Hombre inquieto, conocedor y conocido, apuesta por una ciudad joven con el apoyo de la juventud.
SALUDO AL PUEBLO

        Excelentísimos, ilustrísimos, señoras, señores, amigos y pueblo todos...
Hoy es el gran día, la fiesta mayor, el anuncio del mes de la Virgen del Prado, de nuestra Patrona.
        La Pandorga. La palabra que viene de pandorgar, que no es otra cosa que dar una serenata, derivado en el latín pandorium, bandurria, pandero, ya que, Pandora tiene varios significados, como el asteroide nº55 del catálogo, descubierto por Searle en 1858 o según Hesíodo, la primera mujer y para castigar a Prometeo, Zeus se la dió por esposa a su hermano Epimeteo.
        Pandorga tiene más aceptaciones, barriga, panza, etc..., de ahí que el estereotipo del pandorgo sea de persona bonachona, afable, gruesa, de buen yantar y buen beber, con vientre voluminoso y amplia y lustrosa sotobarba.
        Parece ser que la figura del Pandorgo en Ciudad Real, data del siglo XVII, donde los ciudadrealeños tenían la buena y santa costumbre de celebrar, en la noche última del mes de julio y primera madrugada de agosto, la fiesta de la Pandorga.
        Se sabe con certeza que en 1789, siendo corregidor don Vicente Maldonado, primogénito de los marqueses de Castellanos, suspendió la Pandorga, pero a tener en cuenta que eran Salmantinos.
        Lo que si está claro, ya que pocos estudios existen sobre el origen de la fiesta de la Pandorga, es que ésta quedaría instituida al mismo tiempo que a la Virgen del Prado se le concedió el patronazgo.
        Según los historiadores la fiesta es trasmitida de generación en generación, en homenaje del pueblo a su Patrona, salutación a la Virgen con música y cantes, en eso estamos, en la Pandorga del 2000.
        Ya no es Pepe el Gordo, ni Paco el ciego, ni Mazantini, es el pueblo entero el que canta, baila y le da las gracias a la Virgen del Prado.
Murió aquello de...
                                                éste año no hay Pandorga,
                                                      Virgen del Prado.
                                                   Tus hijos, por desidia,
                                                      Te han olvidado.
        Este año si hay Pandorga, la fiesta del pueblo que hace a su Madre.
        Ahora vamos a realizar la ofrenda, que se remonta el hecho de realizar ofrendas al período del neolítico, cuando el hombre agradecía sus productos y frutos de la tierra a la divinidad, destacando en el siglo III a.C. el “Carmen Saliere” en Roma. Pues bien, en ese sentido primitivo se impregnó nuestra Pandorga, manifestación popular de devoción a Ntra. Sra. la
Virgen del Prado.

 

        A LA JUVENTUD
         Me vais a permitir que ahora me dirija a nuestros jóvenes, a los que deben coger el testigo de hacer perdurar las tradiciones y costumbres, esos que parecen inhibirse de todo lo que no sea “el movimiento de ellos”, esos que ahora me dicen “y te vas a disfrazar”.
Los culpables de la poca integración de nuestros jóvenes en el acto en sí de lo que es la Pandorga la tenemos nosotros mismos, ya que les llama poco la atención, por falta de buscar su implicación y por falta de divulgación en su significado y la responsabilidad que tienen para su ciudad en mantener su historia.
        Para la mayoría de jóvenes la Pandorga se centra en los conciertos, el concurso de la limoná y el baile de la Plaza Mayor. ¿Y por qué?, por que se refugian entre ellos, gente que tienen sus propios problemas y no reciben sólo críticas, si no que son entendidos y compartidos.
        La juventud es impulsiva, nerviosa y ansiosa de ver realidades, y como buenos jóvenes algo revolucionarios contra lo establecido. Es generacional,... y lo mismo llevan razón, la Pandorga en sí necesita un poco de dinamismo y de evolución con los tiempos. Desde las autoridades a las hermandades se trabaja al respecto, se intenta buscar algo que haga
implicarlos decididamente, pero en el fondo son ellos los que deben de comprender, mantener y perdurar lo que es la Pandorga, y como costumbres y tradiciones dar el relevo y asumir su responsabilidad.
        Yo les comprendo, por eso les pido que sigan, opinen y se manifiesten, ya que llegadas éstas fechas sus críticas son las mismas, sobre todo cuando piensan en nosotros.
Este Pandorgo si piensa en ellos y desde la posición que me ha tocado vivir en el 2000 les ofrezco mi ayuda por si tengo que ser su hilo conductor en sus reindivicaciones.
Antes de daros las gracias recuerdo a nuestros jóvenes, como a mi me lo recordó José Antonio Casado, que la Pandorga ha de tener algo de Baco o de Ceres, o si debiera pecar, Saturno. Y pecar con gozo, que si no, no sería ni Baco, ni Saturno ni Ceres.
Ser comedidos y desfrutar, si queréis pasar un día largo y feliz, beber poco, y vuelvo a reiteraros, para disfrutar mucho, hay que beber poco, ya que si bebes mucho se acaba pronto la diversión.

        AGRADECIMIENTO
        Para finalizar no sería justo si no diera las gracias a la ciudad en sí, a sus autoridades, a la hermandad de Pandorgos, y a tantos y tantos que trabajan a favor de nuestra ciudad y su excelsa Patrona la Virgen del Prado.
        A todos muchas gracias, a los que se acordaron de mí para representaros, y a los que de verdad me han apoyado, amigos, familia, mujer e hija, ... a todos, gracias. Y ahora que comience la fiesta, chirinos y chanfallas, preparados, allá vamos.
        ¡Viva la Pandorga!
        ¡Viva la Virgen del Prado!

OFRENDA A LA VIRGEN
        Excelsa Señora, aquí está tu pueblo en el día de San Ignacio de Loyola, una vida sacrificada a los demás.
        Tu eres nuestro sentido Santísima Virgen, María del Prado, ya que desde el siglo XI que apareciste en éste verde prado, se esculpe nuestra historia y nuestro sentir.
Fué al mediodía de un 25 de Mayo de 1088, festividad de San Urbano, cuando llegaste a Pozuelo Seco, término de Alarcos, y ese mismo día ya te quisimos como guía nuestra, y esa misma noche un anciano trovador llamado Blas compuso sus primeras coplas en tu honor, que fueron cantadas por su hijo Antón.
        Conocida como Virgen de las Batallas supistes ver en éstas tierras la batalla que hay que tener para sacar frutos, y como buen general que guía a sus soldados, te quisistes quedar con nosotros y guiar nuestros pasos.
        Fué un amor recíproco, y desde entonces nuestro amor, el de tu pueblo, es grande, sobrenatural. Todos nos ponemos bajo tu manto, todos pedimos tu protección Virgen del Prado, Reina de Reyes, unión de Ordenes Militares.
        Decir Virgen del Prado es decir Aurora; tu das sentido a la vida, eres norte, luz, guía y amor.
        Este que te habla lo hace en el nombre de tu pueblo. Han pasado 365 días y venimos a postrarnos de nuevo a tus pies, a refugiarnos en su regazo, y a mostrarte el cariño que un hijo profesa a su Madre.
        Como el niño que llevas en tus manos quisiéramos ser cada uno.
        Esta ofrenda que te hacemos un año más es el agradecimiento de la buena cosecha, ya que cuando necesitamos agua, nos concedes agua, cuando necesitamos sol, nos das calor, y venimos a decirte simplemente gracias y a pedirte nuevamente tu protección para éste próximo año.
        No quiero retirarme Madre sin tener el privilegio de recitarte dos estribillos de una de las primeras seguidillas que se te dedicaron por parte del pueblo llano, tu pueblo, el que hoy estamos aquí:
                                                      Cuál es la mejor moza
                                                      que hay en Ciudad Real.
                                                      La que lleva en su espalda
                                                      el águila imperial.
                                                      Ciudad Real en el Prado
                                                      tiene una estrella
                                                      que entre todos los soles
                                                       es la más bella.